COMO CORTAR LAS UÑAS PARA QUE NO SE ENCARNEN

 

Los bordes laterales de las uñas de los pies suelen crecer dobladas hacia abajo propiciando que se entierren en la piel, este enterramiento de la uña provoca dolor, irritación, hinchazón y a menudo infección en el dedo gordo del pie.

Si una uña encarnada causa una fisura en la piel, pueden entrar bacterias y provocar una infección en el área que a menudo se caracteriza por tener secreciones y producir mal olor. Sin embargo, aunque el dedo del pie no produzca dolor o esté enrojecido, hinchado o caliente, una uña que se dobla hacia abajo y penetra en la piel puede llegar a convertirse en infección

Al crecer y clavarse en la carne, puede causar una fisura en la que es fácil que entren bacterias provocando una infección con secreciones y mal olor dificultando mucho más el corte de ese borde de la uña clavado.

Las causas más frecuentes por  las que una uña puede encarnarse son:

  • Infecciones micóticas ( hongos ) que hacen que la uña crezca distrófica y favorezca que los bordes se arqueen y se claven.
  • Un traumatismo como un tropiezo, un pisotón, una patada a un objeto, la caída de algo sobre la uña o en actividades en las que se produzca un impacto continuado sobre la uña con el zapato como corredores, futbolistas..etc.
  • Calzado de punta que comprima las uñas de los pies.
  • Calzado corto que golpee directamente las uñas de nuestros pies
  • Calzado demasiado largo que hace que el pie vaya bailando dentro del zapato produciendo micro traumatismos de repetición y favoreciendo que aparezca un hematoma subungueal.
  • Un corte de uña inapropiado, cortando en exceso la uña o realizando un corte demasiado ovalado promueve que la piel del canal del dedo se monte sobre la uña favoreciendo que esta se clave

 

  • Factores hereditarios, en pacientes en los que el crecimiento de sus uñas es en trompeta o en grapa

 

4 3

Síntomas de uña encarnada:

  • Dolor en el dodo al tocar el borde de la uña o al caminar.
  • Apreciar enrojecimiento e inflamación ( engrosamiento de la carne en el borde del dedo del pie donde se clava )

La aparición de un absceso que indica una infección, si esta avanza puede aparecer un granuloma piógeno

 

 

 

1 (2)

Tratamiento de uña encarnada:

El tratamiento de la uña encarnada debería realizarlo siempre el podólogo, que es el profesional especializado en las afecciones y deformidades del pie.  En primer lugar se desinfecta la zona del dedo del pie y se procede a desencarnar la uña con unos alicates especializados y debidamente esterilizados con un autoclave. Después se hace una cura aplicando antibiótico tópico y vendaje tubular. En algunos casos puede ser necesario el uso de antibióticos orales antes y/o después de acudir a la consulta del podólogo.

Se recomienda no realizarse tratamientos caseros si existe sospecha de tener una infección puesto que el material no estéril y un inadecuado corte de uña favorecerá que la infección se pueda agravar siendo el tratamiento posterior del podólogo mucho más agresivo y dificultoso.

Se debe acudir al podólogo para que este pueda realizarle un correcto corte de uña y una reeducación ungueal en caso de factores hereditarios que cursen con  uñas cuya morfología favorezca el encarnamiento de esta en los canales, evitando en todo caso recurrir a “cirugías de baño”, cortase repetidamente la uña o intentar hurgarse en los canales sin material adecuado.

Deben tener especial cuidado aquellas personas que padecen enfermedades tipo diabetes, daños neurológicos o problemas vasculares.

No se deben colocar  algodones debajo de la uña para aliviar el dolor puesto que este proporciona un lugar para que se acumulen bacterias y favorezcan una infección.

Los medicamentos de venta libre pueden ser efectivos para tratar el problema a nivel local, pero si no se elimina la espícula que esta clavada en el canal la infección no remitirá.