Feet of the woman sitting on windowsill. Close-up horizontal photo with shallow depth of field for natural view
Feet of the woman sitting on windowsill. Close-up horizontal photo with shallow depth of field for natural view

 

El estudio biomecánico de la pisada consiste en analizar la forma en la que el paciente pisa y la posible influencia en estructuras como las rodillas, caderas y espalda

Tras el estudio, el diagnóstico de una posible patología debe ser realizado por un profesional sanitario universitario (principalmente un podólogo).

En el estudio se valorará el tipo de pie, la forma de pisar de manera pormenorizada y la relación que puede tener con patologías presentes en el momento de la exploración o anteponerse a las futuras.

¿Quién debe realizar el estudio biomecánico de la pisada?

Existen tiendas de deporte donde vendedores de zapatillas realizan un sencillo análisis con el objetivo de poder recomendar el tipo de zapatilla más indicado para el comprador, hay que tener presente que este análisis no está realizado por un profesional sanitario y que este estudio no está indicado para pacientes con patologías o deportistas que lo que pretendan será saber si tienen una buena estructura de la pisada y si esta puede estar relacionada con alguna patología presente en el momento de la exploración o ya pasada.

Por lo tanto, un estudio biomecánico de la marcha realizado en un centro especializado, da mucha más información que el mero hecho de saber si somos “pronador o supinador” ,un diagnóstico muy popularizado y utilizado a la ligera,  que nos da muy poca información puesto que en las diferentes fases de la marcha es fisiológico pronar o supinar debiendo saber diferenciar los grados en los que este movimiento es patológico y saber cuando es importante tratarlo y cuando no. Corregir un movimiento fisiológico que realiza nuestro cuerpo para absorber el impacto del suelo cuando no es necesario corregirlo puede provocar lesiones y problemas tanto en el pie como en estructuras adyacentes.

 

En un estudio biomecánico de la marcha, utilizando una plataforma de presiones se deben de estudiar conceptos como el desplazamiento del centro de presiones, el estudio del equilibrio, asimetrías, evolución del centro de presiones durante la progresión de la marcha, estudio cinemático de tiempos en la fase de vuelo, en la fase de apoyo,  posibles disimetrías, desplazamientos angulares, velocidad..etc ). Se debe realizar tanto en estática ( estando parados de pie) como en dinámica ( andando y en carrera ) y analizar como este movimiento afecta a otras partes del cuerpo. Este estudio está encaminado a evitar o reducir ciertos problemas médicos, como pueden ser esguinces, tendinitis, sobrecargas musculares, basculaciones pélvicas, etcétera.

 

Con una cámara de alta velocidad se debe estudiar las diferentes fases de la marcha y medir los ángulos y grados que alcanzan las articulaciones, detectando cualquier anomalía y pudiendo tratarlas posteriormente con exactitud, porque no todo el mismo necesita la misma corrección y es por lo que las plantillas estándar no son efectivas.

 

En las ortopedias no pueden realizar un estudio biomecánico de la marcha con el objetivo de diagnosticar al paciente, ni tener en el establecimiento ningún profesional capacitado para ello (podólogo, médico..etc ), sólo pueden fabricar o vender tratamientos en función de la prescripción de un especialista previo estudio y diagnóstico.

 

 

Una plantilla bien indicada, diseñada y fabricada puede prevenir y curar multitud de lesiones, pero en cambio una plantilla mal diseñada o que no esté hecha basándose en un correcto diagnóstico puede ser perjudicial para la salud y generar una patología que antes no existíta.

 

¿Qué problemas detectables a través del estudio biomecánico son los más comunes entre la población general ?

 

1

Una mala alineación del antepié respecto al retropié, disimetrías del miembro inferior y del resto del aparato locomotor. Todo está relacionado, una mala estructura en la pisada desalinea todo el sistema. Como problemas frecuentes están la fascitis, tendinitis, metatarsalgias, periostitis tibial, condomalacia rotuliana o síndrome de la cintilla ilitoibial o en otras zonas como el síndrome del músculo piramidal.

 

 

¿Qué factores de riesgo predisponen a la lesión ?

 

imgres

Podemos englobarlos en dos categorías:

  • Internos: como la técnica de entrenamiento, calentamientos previos y posteriores al ejercicio, estado general de salud, nivel de condición física, edad, sobrepeso, enfermedades predisponentes, disimetrías o diferencias en la longitud del miembro inferior, genu valgo/varo/flexo/recurvatum, antepié o retropié varo o valgo, excesiva pronación o supinación, pies planos o cavos.

Es importante resaltar en este punto la forma de entrenar. Sin un adecuado descanso entre entrenamientos pueden aparecer lesiones por sobrecarga y por repetición cíclica por encima de la capacidad resistiva de los tejidos del pie solicitados para dicho ejercicio. El descanso es una parte importante del entrenamiento porque al entrenar más de para lo que tu cuerpo está preparado puedes correr un riesgo importante en que estas lesiones se agraven.

 

  • Externos: Superficie del terreno, equipamiento deportivo, intalaciones deportivas, vendajes y refuerzos, condiciones climáticas.

¿Cuándo es conveniente realizar un estudio de la biomecánica de la pisada ?

 

El mejor momento para realizarlo es cuando no hay dolor ni lesión para prevenir lesiones, en la práctica la mayoría de los pacientes acuden cuando ya está instaurada la lesión pero en este campo es mejor prevenir que curar porque en muchas ocasiones, cuando ya está dañada la estructura es más difícil que remita que el adelantarse a que aparezca.