FASCITIS PLANTAR

 

La fascitis plantar es la causa más común y frecuentemente discapacitante del dolor inferior en el talón, que se estima que afecta a las vidas de millones de personas en el mundo.

Esta lesión provoca dolor e inflamación en una banda gruesa de tejido llamada fascia plantar, que se extiende por la parte inferior del pie y que va desde el hueso del talón ( calcáneo ) hasta la punta del pie.

La fascitis plantar suele causar dolor punzante por la mañana, al apoyar el pie. A medida que avanza el día, el dolor puede disminuir pero suele reaparecer después de largos períodos de pie. La fascitis plantar es muy común en corredores, pero también en personas con sobrepeso, mujeres embarazadas y en personas que usan zapatos con un apoyo inadecuado.

La fascia plantar actúa como un amortiguador, manteniendo el arco del pie. Si la tensión en esta fascia es demasiado grande, pueden aparecer pequeños desgarros. Los impactos y desgarros repetitivos pueden causar que la fascia plantar se inflame y se irrite. Algunos factores que contribuyen al desarrollo de esta lesión son:

 

  • Edad: La fascitis plantar es más común en personas de entre 40 y 60 años.
  • Sexo: las mujeres suelen sufrir más esta lesión
  • Algunos tipos de ejercicio: Actividades que crean mucho estrés en el talón ( como la carrera de fondo, danza, aerobic ) pueden contribuir a una aparición temprana de la lesión. En corredores, aumentar la carga de trabajo en los entrenamientos de forma no progresiva, puede generar una sobrecarga en la musculatura del pie y un est´res en la fascia plantar.
  • Obesidad: El sobrepeso crea un estrés adicional en la fascia plantar.
  • Calzado inadecuado: Las sandalias, zapatos con suela fina y calzado sin suficiente soporte del arco plantar o sin acolchado apropiado para absorver los impactos y el peso del cuerpo pueden provocar esta lesión.
  • Tendón de Aquiles ( el tendón que conecta los músculos d la pantorrilla al talón ) tenso.

Las personas que son diagnosticadas con fascitis plantar también pueden tener espolones en el talón, un crecimiento óseo  que se forma en el calcáneo. Sin embargo, las personas con espolón calcáneo a veces no experimentan dolor.

PRUEBAS Y EXAMENES DE LA FASCITIS PLANTAR

En el chequeo médico el paciente puede mostrar:

  • Sensibilidad en la planta del pie
  • Pies planos o arcos altos
  • Hinchazón o enrojecimiento leve en el pie
  • Rigidez o tensión en el arco de la parte inferior del pie.

Se pueden tomar radiografías para descartar otros problemas, pero tener un espolón en el talón no es significativo.

SINTOMAS Y SIGNOS DE LA FASCITIS PLANTAR

3

La aparición de los síntomas de la fascitis plantar se produce con frecuencia con un aumento repentino en la actividad. Usted puede sentir un dolor punzante en la parte inferior del talón, y una sensación de opresión y/o sensibilidad a lo largo de su arco plantar.

Las personas con fascitis plantar pueden experimentar dolor:

 

  • Por la mañana, cuando salen de la cama y dan los primeros pasos de día
  • Cuando están mucho tiempo de pie
  • Después de una actividad intensa como levantar peso, correr, etc.
  • Al subir escaleras
  • Al caminar descalzo o con zapatos con poco apoyo
  • Se suele sentir como un calambre o dolor punzante en el talón
  • Los síntomas severos pueden causar cojera.

DIAGNOSTICO DE LA FASCITIS PLANTAR

4

El diagnóstico se basa en la historia clínica y en la exploración clínica. Toda la información que pueda dar sobre sus síntomas, actividad laboral, ejercicio que realiza e informar cualquier cambio en el estilo de vida, ayudará a que el podólogo diagnostique su lesión y adapte un programa de tratamiento para sus necesidades específicas.

Para el diagnóstico de la fascitis plantar, su podólogo puede realizar una plapación y examinar la musculatura y las funciones neurológicas del tobillo y el pie, realizando pruebas de:

 

  • Reflejos
  • Fuerza muscular
  • Movilidad articular
  • Tono muscular
  • Sensibilidad
  • Coordinación
  • Equilibrio

TRATAMIENTO DE LA FASCITIS PLANTAR

6

El meédico por lo regular recomienda primero:

  • Tomar paracetamol ( acetaminofeno ) o ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación.
  • Ejercicios de estiramiento del talón.
  • Descansar lo más que pueda durante al menos una semana.
  • Usar calzado con buen soporte y amortiguación.

Otras medidas para aliviar el dolor abarcan:

  • Aplicar hielo al área del dolor. Haga esto al menos dos veces por día durante 10 a 15 minutos, con mayor frecuencia en los primeros dos días.
  • Ensayar con el uso de una talonera ortopédica, almohadillas de fieltro en el área del talón o plantillas para zapatos.
  • Usar férulas en la noche para estirar la fascia lesionada y permitirle que sane.

Si estos tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar:

  • El uso de una férula de yeso en bota, durante unas seis semanas.
  • Plantillas para zapatos a medida ( ortesis )
  • Inyecciones de esteroides o inyecciones en el talón.

En unos pocos paciente, el tratamiento no quirúrgico no funciona y se hace necesaria la cirugía para liberar el tejido tenso.

PRONOSTICO DE LA FASCITIS PLANTAR

5

Los tratamientos no quirúrgicos casi siempre mejoran el dolor. El tratamiento puede durar desde varios meses hasta dos años antes de que los síntomas mejoren. La mayoría de los pacientes se sienten mejor en 9 meses. Algunas personas necesitan la cirugía para aliviar el dolor.

POSIBLES COMPLICACIONES DE LA FASCITIS PLANTAR

El dolor puede continuar a pesar del tratamiento. Algunas personas pueen necesitar cirugía, la cual tiene sus propios riesgos. Hable con su médico acerca de estos riesgos.

Existen varias modalidades terapéuticas y muy diversas para afrontarla, algunas de ellas muy frecuentemente utilizadas y con escasa evidencia de su eficacia

 

1