CALZADO O DESCALZO

1

Cuando un bebé empieza a dar sus primeros pasos surge la duda de si es mejor que éstos sean con zapato o mejor descalzo. Ésta es una de las preguntas más corrientes en las consultas podológicas cuando los niños están a punto de empezar a andar. Hay algunos artículos publicados que aseguran que los niños que empiezan a andar descalzos son más felices que los que lo hacen con calzado.

La recomendación cuando nuestro hijo empiece a andar dentro de casa es que lo haga descalzo con un calcetín antideslizante para no resbalar. Es importante realizarlo de esta forma para ejercitar la propiocepción, el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales. Descalzo se tiene más propiocepción porque se tiene más sensibilidad en la planta del pie que manda estímulos positivos al cerebro.  Además, el problema puede que venga después cuando quieras calzar a tu hijo y vaya más a gusto son sus preciosos zapatos de bebé.

 

2

Un niño descalzo podemos concluir que al mandar más estímulos hace trabajar más al cerebro cuestión que le puede ayudar en su aprendizaje. Debido a esta circunstancia hay artículos incluso que pretenden asociar estos mayores estímulos a la felicidad, sentenciando que los niños que andan descalzos son “más felices”. Como hemos explicado, no es que sean más felices sino que sus cerebros reciben más estímulos.

Es importante no calzar a un niño antes de hora. Los calcetines antideslizantes sería lo adecuado hasta la fase de gateo en la que podemos sustituirlos por calzado muy flexible con refuerzo en las zonas de contacto para evitar que nuestro bebé pueda hacerse daño.  Es también muy importantedejar que el niño ande solo y no forzarle. Animarle a que fomente los pasos que ya está dando si pero no estirarle del brazo para que los dé.

3