QUE ES UNA Y COMO SE TRATA EXOSTOSIS INTERDIGITAL

EXOSTOSIS INTERDIGITAL

2

La exóstosis interdigital es una patología común que se presenta con frecuencia en las consultas de podología. A pesar del alto grado de incidencia es una entidad clínica muy poco estudiada

Se denomina exóstosis a una hipertrofia parcial circunscrita en la superficie del hueso que puede aparecer como una lesión aislada o de forma múltiple en la falange de cualquier dedo.

Una exóstosis es una prolongación del hueso de la falange sin rotura del periostio y sin migración. Radiológicamente se presenta de forma unilateral, con una configuración osteocartilaginosa, con ausencia de núcleo de osificación propio, radiopaca, y sin diferencia con el hueso adyacente, siendo esta una lesión benigna.

La exóstosis presenta un recubrimiento a modo de cofia de tejido fibrocartilaginoso, pudiendo aparecer en varias localizaciones del pie, siendo las más frecuentes la subungueal y la interdigital.

La edad de presentación más frecuente es la segunda década de la vida, pero la edad de presentación varía desde los 4 hasta los 70 años.

Se presenta más comúnmente en mujeres que en hombres, debido al uso del calzado más apretado y estrecho que ellas usan.

Las exostosis, usualmente, son solitarias y unilaterales.

Su casusa suele ser por un  traumatismo directo o un microtraumatismo repetido, el cual provoca una irritación permanente del periostio, que va provocando lentamente la formación de la exóstosis.

La exóstosis por tanto, parece ser producto de una irritación crónica de la falange que puede originarse por factores causales diversos. Ésta se debe tener en cuenta para realizar el tratamiento, ya que se debe identificar y corregir el factor causal de ésta para evitar complicaciones.

La sintomatología más frecuente en las exostosis es un dolor selectivo a la presión directa en la zona de localización de ésta. Dicho dolor es punzante y agudo, lo que limita la deambulación. Además, puede acompañarse de inflamación, infección, formación de helomas e incluso, en casos severos, de ulceración.

En ocasiones se aprecia una deformidad cutánea externa debida a la prominencia de la exóstosis. Sin embargo, la manifestación clínica más frecuente de las exóstosis digitales es la formación de un heloma, definido como una “queratopatía” con núcleo que corresponde a una presión directa o intermitente de la piel sobre un punto óseo.

No existe diferenciación perióstica, ya que no se aprecia un límite radiológico entre la falange y la exostosis.

La exóstosis es de crecimiento excéntrico, y no deforma la cortical del hueso, así como tampoco invade el interior de la cavidad medular. No se ha documentado la evolución maligna  de las exóstosis a condrosarcoma. Por ello es importante diferenciar la exóstosis de otros tumores de las falanges, dada las similitudes de la exóstosis con el osteocondroma y con el encondroma.

 

1

En el caso de las exóstosis digitales, la piel es presionada por dos estructuras densas:

  1. Una es la exostosis ósea que constituye el elemento constante
  2. La otra es el dedo lateral o el calzado en el caso de exóstosis interdigitales o en dorso de dedo respectivamente. Esta estructura constituye el elemento que, de forma intermitente, ejerce presión sobre la piel y el hueso subyacente.

Hay datos que nos pueden hacer sospechar de una exóstosis en la falange:

  • La lesión recidiva a los pocos días de su enucleación.
  • Tras la deslaminación de la hiperqueratosis el dolor y las molestias persisten.
  • Hay una inflamación del tejido adiposo.
  • Se puede apreciar una prominencia ósea a la palpación en la zona dolorosa.

El diagnóstico clínico es corroborado por el estudio radiográfico, y se recomienda realizar una radiografía amplificada del dedo afectado en proyecciones anteroposterior y lateral. Una vez bien establecida la lesión se observa una excrecencia de hueso de estructura reticular o esponjosa. Las exóstosis suelen tener forma de pico, es decir, una base ancha sin corteza bien definida, que se va estrechando a medida que aumenta la altura.

 TRATAMIENTO DE LAS EXOSTOSIS INTERDIGITALES

En la actualidad, los tratamientos propuestos para resolver esta patología son :

El tratamiento sintomático está representado por la ortesis de silicona con el objetivo de eliminar el heloma y el dolor que causa, aplicando un tratamiento externo que alivia la presión de los tejidos dérmicos sobre la exostosis y viceversa.

 

SILICONA

El tratamiento curativo está representado por la cirugía, que se lleva a cabo con el objetivo de eliminar de forma definitiva la exostosis y de esta manera erradicar el heloma y el dolor al suprimir su causa primaria. Se propone un tratamiento quirúrgico, una vez hemos agotado la vía conservadora. En muchos casos, estamos hablando de pacientes de mediana edad, con molestias muy frecuentes y de elevada intensidad que demandan una solución definitiva.

 

images

Infiltración de un fluido de densidad variable, que actuaría como amortiguador entre la exostosis y el tejido dérmico, eliminando la presión de la exostosis sobre la dermis y evitando la producción de helomas,